El Trovo de la Alpujarra – Segunda parte

El viaje por España en busca de los orígenes del canto improvisado tuvo esta escala inolvidable. Esta es la segunda parte de la entrevista a Adolfo García Viana Cárdenas en el Barranco Almerín, donde se realiza la fiesta de San Isidro Labrador. Los bailes cortijeros, los troveros y su canto improvisado en quintillas, y el recuerdo de Miguel García “Candiota”, referente de la recuperación del trovo en esta comarca. Todo esto en una charla imperdible en plena Sierra de la Contraviesa.

Anuncios

El Trovo de la Alpujarra – El canto improvisado en España

Llegué  desde Sevilla y en la estación de trenes de Almería me esperaba Adolfo García de Viana Cárdenas , presidente de la Asociación Abuxarra. La alegría de conocerlo personalmente (lo había contactado telefónicamente) y disfrutar de su generosidad y hospitalidad son de los recuerdos mejores guardados de aquel viaje.  Anduvimos por la Sierra de La Contraviesa hasta llegar al corazón de La Alpujarra, donde el trovo es parte de la identidad de esta comarca que abarca parte de Granada y de Almería.

Este canto improvisado de origen rural que  utiliza sobre todo quintillas como métrica, y que al igual que los payadores, se da en forma de controversia entre dos troveros, tiene una música llena de instrumentos. Se destacan el violín, la bandurria, el laúd, la guitarra y las castañuelas. Los músicos acompañan a los cantadores que en este caso no ejecutan instrumentos.